Sanción de 10.000 € y 2 años a un socio de Osasuna.

07.02.2012 09:00
Un socio del Club Atlético Osasuna ha sido sancionado con 10.000 euros y 2 años de prohibición de entrada en recintos deportivos por una infracción muy grave a la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte durante el partido entre el C.A. Osasuna y el Real Betis Balonpié S.A.D., disputado en Pamplona en octubre de 2008.

La Jefatura Superior de Policía Nacional ha indicado en un comunicado que en aquella fecha, un joven pamplonés, presunto integrante de un grupo ultra del fondo sur del estadio, "lideró y alentó" con "graves insultos, gestos y amenazas" a un grupo de aficionados visitantes que se encontraban en la Tribuna Alta del estadio de El Sadar.

"Como consecuencia de la identificación para posterior propuesta de sanción a requerimiento de los afectados, se produjeron graves incidentes de orden público en los aledaños del estadio tras el final del encuentro", subraya la Jefatura, que ha precisado de que los protagonistas fueron unos jóvenes del mismo grupo ultra y en los altercados resultaron heridos cuatro policías nacionales y un seguidor bético, que necesitó cinco puntos de sutura en el mentón tras ser agredido con una piedra.