Apercibimiento de cierre y 3.000 euros de multa a Osasuna.

15.03.2012 11:30
El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ha determinado esta semana en el apercibimiento del cierre del estadio de El Sadar así como una multa de 3.000 euros por el lanzamiento de varios balones desde la grada durante el partido del pasado domingo ante el Athletic Club.
 
Además, el mismo Comité ha suspendido con un partido al delegado de campo del club rojillo, Iñaki Ibáñez Sagardoy, por haber sido expulsado por el colegiado durante dicho encuentro por el imcumplimiento de sus funciones al permitir el citado lanzamiento de balones.
 

La redacción del acta.

En el apartado de "Público" el árbitro hizo constar que "En el minuto 19 tuvo que solicitarse al delegado de campo que transmitiera por megafonía que el público local cesara en el lanzamiento de pelotas de papel de aluminio dirigidos a jugadores del equipo visitante".
 
Y en el apartado C de 'Dirigentes y técnicos', en el acta está redactado que "El delegado de campo, D. Iñaki Ibáñez Sagardoy, fue expulsado en el minuto 74 por no poner orden en el control de los balones por parte de los recogepelotas y por lanzamiento de balones desde la grada en varias ocasiones".
 

La normativa es clara.

La circular de este año sobre este tema dice textualemente que:

"Se considerará infracción de carácter grave y será sancionado con una multa en cuantía de 3.000 euros y apercibimiento de clausura, el lanzamiento de varios balones, o de cualquier otro elemento al terreno de juego procedentes de la grada, con independencia de si el juego está o no detenido.

(…)

Cuando el meritado lanzamiento se realice por el delegado de campo o por alguno de los recogepelotas, además de la imposición al club de la sanción o sanciones a que hace méritos el epígrafe primero del presente artículo, la infracción se considerará como una actuación no correcta del delegado de campo y supondrá su expulsión directa del terreno de juego."