Goleada del Orvina.

16.10.2011 08:00

El C.D. Orvina cosechó su tercera victoria en cinco partidos, tras superar a un presumible rival directo por la permanencia, el Rubí, por 11 goles a 2 en un choque marcador por el acierto realizador de las navarras que desarbolaron en todo momento a la escuadra barcelonesa. Tras un inicio equilibrado, si acaso con mayor intensidad local en la presión alta, cuatro tantos en tres minutos, dos de Andrea, el primer en jugada de estrategia y el segundo tras robo de balón, y los otros dos de Iris y Raquel Moreno, en sendas contras por superioridad, dejaban el camino expedito para las locales a los ocho minutos de juego. Sinembargo este recital de juego se vió ensombrecido por la lesión de Maialen que tuvo que ser trasladada al hospital, al quedarse la rodilla bloqueada. Antes del descanso, las locales seguían a lo suyo y aún pudieron aumentar con dos disparos al palo la ventaja.

El Rubí intentaba reaccionar buscando la portería local, pero el escaso acierto en los metros finales les impedía meterse en la pugna por el partido. A los catorce minutos Sandra hacía el quinto tanto local de potente disparo y, a renglón seguido, Amaya Nazar hacía el sexto al segundo palo. Raquel Moreno, a la salida de un córner, hacía el séptimo tanto a los 16 minutos y recortaba distancias antes del descanso Sandra para las visitantes tras un robo en mitad de cancha. Luego pudo Txiki de lanzamiento de diez metros ampliar la ventaja antes del descanso, pero su lanzamiento lo desvió a corner la guardameta visitante.

Al poco de la reanudación, la única goleadora visitante hacía el segundo del Rubí en un nuevo robo de balón, aprovechando cierta desidia en las locales. Fueron los mejores minutos del Rubí, que veía como las locales se relajaban y con constantes perdidas de balón, hacían creer a las catalanas. Pero los cambios espolearon a las navarras, que seguían con una buena presión arriba y así en la medianía del período y con otros cuatro tantos, de Sandra, en triangulación, Iris con disparo raso, Raquel Moreno culminando una jugada colectiva y de Ohiane Macguinness con un preciso remate el asegundo palo, el C.D. Orvina conseguía certificar un nuevo triunfo liguero que le aleja de la parte baja de la tabla.

Tras el partido, el técnico local Leandro Fernández, se mostraba contento por los tres puntos y los momentos de gran juego desplegado, pero preocupado por la posible lesión de Maialen. Con respeto al partido, planteamos una buena defensa y eso impidio la circulación rápida de balón del Rubí, y luego en ataque supimos leer muy bien la defensa, no concedimos perdidas, evitando así las contras salvo unos minutos en el inicio de la segunda parte. Debemos seguir trabajando porque aún tenemos cosas que mejorar, pero que duda cabe que con 10 puntos vemos el horizonte con optimismo".