Bonito homenaje a Rafael Alduáin Bergaretxea.

13.04.2010 00:30

Sin ningun lugar a dudas, Rafael Alduáin fue una persona querida y respetada, muestra de ello fue el aspecto que presentaban el sábado las gradas del pabellón Ezcaba para rendirle homenaje tras su fallecimiento a finales de Diciembre. No solo como árbitro, sino su lado más humano "calo" hondo en todos nosotros, porque ante todo era un amigo, que siempre estaba dispuesto a ayudar y así se lo hicimos ver a su familia, a su mujer María Paz Aizcorbe Arrocena y su hija, Irati. Con nutrida representación de sus compañeros de "faenas", con la Federación Navarra de Fútbol, el Colegio Navarro de Árbitros, el C.D Orvina y todos sus amigos, se vivió una tarde emotiva, que tuvo como colofón el partido entre el Lacturale Orvina de División de Plata femenina y el Valladolid F.S.F, equipo que milita en la División de Honor y con varias internacionales en sus filas.
 
Antes del partido, se hizo entrega a la familia de recuerdos y con el pabellón puesto en pie aplaudiendo dio cominzo al encuentro. Lo de menos el resultado, victoria de las fóraneas por un ajustado 3-4 a falta de 11 segundos. Ambos equipos mostraron su calidad, jugadas muy bien trenzadas, con ocasiones y con goles, de todos los colores y de muy bella factura, como el 3-4 definitivo, logrado por Laura de una espectacular chilena.
Al final del encuentro todos posaron en la foto en recuerdo de "Rafa" Alduáin.

Foto de Familia