Ni mentiras, ni malas intenciones.

22.03.2017 18:45

Los compañeros de Diario de Noticias han querido responder al Club Atlético Osasuna a través del siguiente editorial publicado en su medio de comunicación. Dice así:

El aún entrenador de Osasuna Petar Vasiljevic arremetió ayer contra DIARIO DE NOTICIAS por la información que desveló el uso de fondos de Osasuna para pagar sus deudas particulares, pero su intervención ante los medios de comunicación, como ya ocurriera el lunes con la conferencia de prensa convocada por la junta directiva de Sabalza, sólo sirvió para corroborar de su propia boca esas mismas informaciones. Vasiljevic confirmó que Osasuna entregó dos pagarés para abonar esas deudas -argumentó como justificación que sus acreedores se fiaban más del club que de él-, señaló que no ha explicado antes estos hechos por un “despiste”, asumió el cobro de parte de sus emolumentos durante su etapa en Osasuna en B -alegó que ya ha hecho una declaración complementaria con Hacienda- y admitió también que percibió sus ingresos a través de una mercantil. Es decir, ni una mentira ni una mala intención en la información de DIARIO DE NOTICIAS, que únicamente trasladó a los socios de Osasuna y al conjunto de la opinión pública de Navarra un modelo contable en los pagos de la actual junta directiva a Vasiljevic opaco y más que cuestionable. Si las explicaciones de la junta directiva corroboraron esa información, más allá de los dislates eufemísticos y lingüísticos y de que solo una vez publicada la información desvelaran su supuesta intención de exponer los hechos a los socios en la asamblea de mañana jueves, lo mismo ocurrió con la comparecencia pública de Vasiljevic, por mucho que intentara encubrir la verdad de los hechos con apelaciones a los sentimientos personales y familiares, asuntos que son en todo caso ajenos a los contenidos publicados por DIARIO DE NOTICIAS. De hecho, las declaraciones del propio Vasiljevic admitiendo que el dinero de los pagarés de Osasuna para saldar sus deudas eran cantidades retenidas por el club apunta mucho más allá de lo publicado hasta ahora y puede poner en una complicada situación judicial de nuevo a Osasuna. Más aún si es el propio presidente de la comisión de control económico del club, Joaquín Canalejo, quien tras afirmar que los “socios pueden estar tranquilos, que no hay irregularidades” admite sin tapujos que a Vasilljevic se le estaba reteniendo emolumentos para “evitar los embargos”. Es decir, según la explicación pública de Canalejo, Osasuna estaba siendo colaborador necesario para evitar las sentencias judiciales de embargo. Y lo afirma el responsable del control económico del club. Todavía todo puede ser peor.