El Ribera vence claramente al Puertollano.

07.11.2010 09:50

El Ribera Navarra se asienta en la segunda posición de la clasificación de la División de Plata de Fútbol sala tras golear 3-0 a su máximo perseguidor el C.D. Puertollano en un partido muy reñido el visto en Tudela. El encuentro se presentaba difícil para el Ribera Navarra, ya que el rival llegaba a Tudela a intentar robarle el segundo puesto pero no fue así. El partido comenzó con un Ribera Navarra muy bien posicionado en el campo en defensa y un Puertollano, que también se asentaba muy bien en el campo, prueba de ello fue las pocas ocasiones que los dos equipos tuvieron en una primera mitad muy reñida y muy sufrida. 

La segunda mitad comenzó igual que como se termino, los dos equipos luchando por hacer ocasiones y defendiendo, hasta que en el minuto 32 un penalti señalado por el colegiado a favor del C.D. Puertollano, con una mano dentro del área que él solo vio, porque el balón le dio a Andresito en el costado y la prueba de que le dio en el costado se la enseñaba una y otra vez al colegiado con la marca del balón, pero él no lo quería ver, “ de haber sido mano dentro del área tenía que haberle mostrado la tarjeta amarilla y no fue así”.

En esta jugada del penalti fue clave para el Ribera Navarra porque Esteva, una vez más, fue el decisivo para ayudar al equipo, parando el penalti a Parraga y a partir de ahí se vio otro Ribera Navarra mucho más ofensivo pero si dejar de ser el equipo defensivo que el Puertollano no sabía lo que hacer con el balón y en numerosas ocasiones que el equipo tenía la posesión del balón era cortado por los jugadores de Victor Acosta y si no era parado por el recital de paradas del guardameta Esteva.

A tan solo 3 minutos del final el entrenador David Ramos decidió sacar al portero jugador para intentar darle la vuelta al marcado ya que veía como el ríos era cada vez más fuerte en ataque y prueba de ello que nada más sacar al portero jugador Jonathan le roba el balón a un jugador del Puertollano y desde su propio campo hace el 2-0, el Puertollano nervioso en la fase final del encuentro parecía que el balón le quemaba en los pies y así lo supo ver el Ribera Navarra que en otro balón robado esta vez por parte de Andresito hacia el definitivo 3-0 a falta de 20 segundos para el final.

En resumen un Ribera Navarra que se alza en lo alto de la clasificación, jugando bien al futbol sala y metiendo goles ante su púbico, que cada día llenan más las gradas del Polideportivo Elola de Tudela que en este día fueron 600 aficionados.