El Xota reinicia la liga con una derrota por 4 a 7 ante Caja Segovia.

06.02.2010 09:00

La falta de acierto en los últimos metros del MRA Navarra, unido a uuna nefasta actuación arbitral y a algún grave error puntual, decantaron ayer un partido que se puso de cara para el conjunto pamplonés en el primer minuto con un buen gol de Parrel, después de chutar desde la frontal del área y, aunque Cidao logró tocarlo, el balón acabó en la red. A partir de entonces, los verdes se hicieron con el control del partido gracias a una seria defensa, con presión desde el centro del campo y dejando sin ideas al conjunto segoviano. Sin embargo, en el ataque faltaba dar la puntilla al rival. El MRA Navarra dispuso de muchas y buenas ocasiones para aumentar la ventaja, pero un acertado Cidao evitó que se moviera el marcador.

Tobe controló el esférico entre varios defensas y se lo cedió a David para que lo colara por la escuadra. Fue entonces cuando el Caja Segovia tomó el mando, llegando con mucho peligro a la portería defendida por Gascón y aumentando la diferencia con otro gol.

A falta de 15 segundos para el descanso, una peligrosa falta a favor de los verdes, se convirtió en una contra que Tobe cabeceó el balón junto a la portería, superando al portero, y Rafa Usín trató de despejarlo de cabeza, pero el balón acabó entrando. Un gol que hizo mucho daño a las aspiraciones locales.

En la segunda parte, el ritmo lo siguió marcando el equipo segoviano, mientras que el MRA Navarra carecía de acierto de cara al gol. La labor arbitral terminó de hundir el ataque local, aunque Araça recortó distancias. Caja Segovia fue aumentado su ventaja por medio de un inspiradísimo Matías y con la permisividad defensiva local. Con el 2-5 y a falta de ocho minutos, Araça salió a pista como portero-jugador. En tres minutos, los navarros rebajaron la distancia a uno y aún dispusieron de varias ocasiones para firmar el empate, pero siguió faltando acierto.

A dos minutos del final, la mala suerte se cebó en MRA, pues un despeje de Cuco dejó el balón a Tobe para que marcara a puerta vacía el l 4-6 y, poco después, Alvarito sentenció con el 4-7 definitivo. El MRA vuelve a mirar con recelo la parte baja de la clasificación y deberá ganar por obligación la próxima jornada que se disputará también en Pamplona, frente a Marfil Santa Coloma, el viernes 19 de febrero.

Texto: Web del Xota F.S.