Fallece Javier Miranda, el expresidente de Osasuna.

27.03.2019 14:30

En el día de ayer falleció Javier Miranda Martínez, expresidente del Club Atlético Osasuna entre 1998 y 2002. Nacido en Vitoria el 15 de marzo de 1954, muy pronto se afincó en el barrio pamplonés de la Rochapea. Todavía en edad muy joven, Miranda tuvo que emigrar a Brasil, donde su padre buscó trabajo y donde tuvo que estar unos años en condiciones precarias hasta su regreso a la capital navarra. Dejó los estudios y comenzó después a trabajar en una farmacia. Probó suerte en el mundo de la música, una de sus grandes pasiones, en distintos grupos y bandas hasta que conoció a su mujer y comenzó su carrera en el mundo de la hostelería.

Miranda puso en marcha distintos establecimientos por Pamplona y la Comarca hasta establecerse en la emblemática cafetería Palace de la calle Estella, donde era habitual verle trabajar como uno más. Profundamente creyente, era habitual verle recorrer el camino hasta Javier, Santiago e incluso Roma, algo que se acrecentó tras la muerte de su padre en 1991. En efecto, Ángel, su padre, no le pudo ver convertido en presidente de Osasuna, algo que ocurrió el 29 de enero de 1998. Entonces, con el equipo en Segunda División desde 1994 y con una profunda crisis económica e institucional desde la salida de Fermín Ezcurra, Miranda dio el paso de presentarse a las elecciones a la presidencia, en las que tuvo que competir frente a otro candidato, Pedro Pegenaute. 

Con una participación del 47,6%, Miranda se alzó con la victoria gracias a los 1.732 votos que se cosechó, frente a los 1.305 de Pegenaute. A partir de ese momento asumió la presidencia de la entidad con Enrique Martín como entrenador, aunque para la temporada 99-00 confió las riendas de la plantilla en Miguel Ángel Lotina. Con él se proujo el ansiado regreso a Primera División, categoría que el equipo mantendría ya hasta 2014 de forma ininterrumpida.

En 2002 Javier Miranda tomó la decisión de no presentarse a las siguientes elecciones, dando paso a Patxi Izco, que resultó el vencedor en los comicios de aquel año. Si en las elecciones de 1998 pudieron votar 6.553 socios, cuatro años después eran 13.140 los socios con derecho a voto, un ejemplo del crecimiento que experimentó la masa social rojilla durante su mandato.

Retirado ya de la primera línea dela vida del club, era habitual verle acompañar al equipo, como un aficionado más, en diversos desplazamientos y también en el estadio de El Sadar, hasta que una reciente enfermedad ha provocado su muerte a las 65 años.

Hoy, los futbolistas del primer equipo y los trabajadores del club han guardado un minuto de silencio por el expresidente antes de comenzar el entrenamiento. En el partido del próximo domingo ante el Extremadura U. D. se guardará un minuto de silencio por su memoria y los jugadores de Osasuna portarán barazaletes negros.

A lo largo de la mañana, han sido varios los clubes que se han puesto en contacto con el club para trasmitir su mensaje de condolencia, entre ellos el Athletic Club y el Real Madrid, a través de Emilio Butragueño. El club quiere agradecer las muestras de afecto recibidas.