La "Operación Oikos" pone patas arriba al fútbol español.

30.05.2019 17:01

La Policía Nacional investiga la 'Operación Oikos' en las que están implicados varios futbolistas por intentar amañar partidos de fútbol, entre los que se encuentra el exjugador Carlos Aranda, el delantero que militó entre otros clubes, en el Club Atlético Osasuna.

Varios jugadores que pasaron por Primera y Segunda División fueron detenidos este martes por la Policía Nacional como presuntos miembros de una organización criminal dedicada al amaño de partidos de fútbol de las categorías más importantes del fútbol español para obtener beneficios en apuestas deportivas. 

La Policía Nacional explica en un comunicado oficial que "la operación está dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca en virtud de Diligencias Previas 650/18, se realizarán nueve entradas y registros en diferentes puntos de la geografía nacional en relación con los delitos de “amaño deportivo”, blanqueo de capitales y organización criminal" y añaden que se esperan once detenciones, entre los que se encuentra el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo, al que se considera el presunto líder de la organización; Borja Fernández, del Real Valladolid; Íñigo López, jugador del Deportivo de La Coruña y exjugador de la Sociedad Deportiva Huesca, y el ya citado Carlos Aranda.

Samuel Saiz, actual jugador del Getafe, está siendo investigado pero no está detenido ya que se encuentra de vacaciones con su familia. Además también fueron detenidos por las autoridades el presidente de la S.D. Huesca, Agustín Lasaosa, y el jefe de los servicios médicos del club, Juan Carlos Galindo Lanuza y se ha registrando la sede del club aragonés. 

Todos ellos están siendo investigados por pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.